La guía definitiva cambiar tu suscripción de cable por TV en internet.

Así como los años 2000 fueron claves para el cambio de formato en el que consumimos música, los 2010 están haciendo lo mismo y más por la forma en la que consumimos cine y TV. Las televisoras y cableras se están volviendo obsoletas y compañías como HBO y Netflix van a la vanguardia en poner contenidos disponibles para los usuarios vía internet. La nota que les escribo hoy es una guía de cómo cortar los gastos de tu cuenta de cable, quedarte con el internet nada más y seguir viendo el mismo contenido.

Ventajas de cortar el cable

  • La ventaja más obvia es el costo. La TV de paga se enorgullece de dar paquetes con n cantidad de canales, pero la realidad es que nadie ve más de 15, si nos va bien. ¿Entonces para qué quiero pagar los otros 150?
  • No existen comerciales. ¿Necesito decir más de este punto?
  • Puedes ver los programas que quieras a la hora que quieras. Estar esperando que tu programa salga a una hora es lo más incómodo del mundo. No hay excusa para esto más que eventos en vivo.
  • La mayor parte del contenido que estás viendo en TV ya está disponible de forma digital de todos modos. Es cosa de rascarle un poquito nada más para ver dónde está.
  • Puedes ver tu contenido en más dispositivos que tu TV. Puedes llevarlos en tu PC, en tu tablet, en tu celular.

El hardware

Si bien podrías usar sólo tu PC, lo más cómodo es ver tus programas en la TV, como siempre lo has hecho. Nuestros dispositivos favoritos para hacer esto que son fáciles de conseguir en México son:

  • Apple TV: Es sin duda la mejor opción si tienes una mac o un iPhone/iPad. La versión más nueva nos deja instalar apps, lo que hace más fácil consumir contenido. Hay una versión más barata que no nos permite esto pero tiene varios “canales” instalados por default y nos permite ver Netflix, Youtube y otros más sin necesidad de otro dispositivo. Es también una elección obvia si tienes películas o música comprada en iTunes, ya que puedes acceder a ella por default.
  • Chromecast: Este es mi favorito. Es un aparatito que conectas por HDMI en la parte de atrás de tu tele y que prácticamente la convierte en una super Smart TV. A diferencia del Apple TV, no puedes usarlo independiente, pero cualquier smartphone moderno o PC te va a dejar utilizarlo. La idea es transformar tu celular en un control remoto con el que mandas  contenido a tu TV desde cualquier aplicación que lo soporte o desde cualquier ventana de tu navegador.
  • Smart TV: Las smart TVs se han vuelto muy populares y accesibles y nos permiten funcionalidades básicas para consumir contenido como HBO, Netflix y Youtube. Más limitadas en funcionalidad, pero debe ser suficiente para muchos usuarios.
  • PS4/X-Box One: Similar a la Smart TV. No nos dan opciones tan avanzadas para consumir contenido, pero Youtube y Netflix es más que suficiente para mucha gente.
  • PC vieja. Mucha gente tiene por ahí una PC o laptop vieja que nada más esta juntando polvo. Una gran opción es comprarse un teclado/mouse inalámbrico y usarlo como centro multimedia.
  • Antena aérea: Si bien esta no es una opción de streaming como las demás, la TV abierta muchas veces te va a cubrir las opciones que no podrías streamear como un partido de futbol. Además, ya tenemos todos los canales en HD por lo menos en México.

El software

Ah, la parte interesante de cortar el cable. Te preguntarás cómo conseguir el contenido que quieres ver. Mis opciones favoritas son:

Nivel principiante:

Estos son los servicios que probablemente hasta tu papá pueda configurar y usar el solo. Si no sabes nada de tecnología, no te compliques, esta es tu mejor opción.

  • Netflix ($99-$159 MXN mensuales): Por mucho el más popular entre todos los servicios de streaming. Tiene contenido que puedes ver en prácticamente todos los dispositivos y la colección más grande. No solo eso, tiene un montón de contenido exclusivo que vale muchísimo la pena como House of Cards, Daredevil, Orange is the new black.
  • HBO GO ($139 MXN mensuales): Este es un servicio muy nuevo en México pero que definitivamente vale la pena. Tiene por mucho la mejor selección de películas (con un montón de estreno) y las series originales también son casi garantía. Si ves Game of Thrones es un must.
  • Blim ($109 MXN mensuales): Si lo tuyo es la TV y películas mexicanas esta es tu opción. Que no te de pena volver a ver la novela.
  • Cuevana: Si no te importa una calidad baja en el video o el contenido que quieres ver no está en estas plataformas, aquí vas a encontrar casi todo lo que hay que ver aunque de forma no muy legal.

Nivel intermedio:

Si ya eres más clavado y no estás contento con el contenido de estos proveedores, hay otras opciones que son accesibles con un poquito más de trabajo. Para estas opciones que te digo necesitas un VPN que te de una ip gringa y poder acceder al contenido. Yo lo he hecho y recomiendo ampliamente blackVPN, que es de los pocos que aún funcionan con Netflix para ver el contenido gringo por solo 5 euros al mes. Una advertencia nada más: no esperes que funcione al 100% con tus dispositivos de streaming (chromecast, apple tv).

  • Amazon Prime ($8.99 USD mensuales): Muy similar a netflix, aunque tiene la ventaja de que tiene más series gringas y que algunas están disponibles hasta 5 días después de que salieron en USA. También tienen contenido propio, pero la verdad es que no he visto nada.
  • Hulu (7.99 USD mensuales con comerciales): Otro servicio similar a netflix, con la gran ventaja que muchísimas series gringas están disponibles para verse un día después de que salen en USA. Si prefieres TV que películas, este es el mejor servicio. La gran desventaja es que con este servicio no te vas a deshacer de los comerciales. 

Nivel experto:

Siempre intento consumir contenidos de forma legal, pero a veces esto se vuelve imposible ya que ni se transmiten en México ni hay forma de comprarlos o streamearlos. Para esos casos y con todo el peso de mi corazón, existen otras formas menos legales pero más cómodas. Si quieres armar un mini netflix en tu red local puedes hacerlo usando la combinación de las siguientes herramientas: 

  • Plex: Mi herramienta favorita. Es un programa que convierte tu pc en servidor de contenido con una interfaz similar a Netflix. Tu te encargas de poner los videos en tu PC, Plex se encarga de que sea consumible en todos tus dispositivos.
  • Sonarr: Es un administrador de contenido que sabe inteligentemente qué series estás viendo y se encarga de bajarlas de USENET o torrents cuando estén disponibles y organizarlas en tu carpeta de plex.
  • Deluge: Un cliente de bittorrent que se puede conectar a Sonarr para que maneje todas las descargas.

Con estos tres en combinación, podemos tener una PC/servidor en nuestra casa que sabe cuando sale nuestro programa favorito, lo baja y lo acomoda de forma que plex pueda mostrarlo en un ambiente tipo netflix para fácil consumo. Es un poquito de trabajo administrar un servidor así, pero es el paso definitivo para poder consumir cualquier contenido que quieras sin necesidad de pagar cable.

Prometo hacer una guía de cómo montar tu propio servidor con estos servicios pronto.

Conclusiones

Seas un novato con la tecnología o un veterano que va administrar un servidor, cortar el cable es más fácil que nunca. Tal vez va a ser un esfuerzo al principio pero te vas a ahorrar unos pesos y vas a hacer más cómoda tu forma de consumir contenidos.

Si te queda alguna duda, ten confianza de dejar un comentario.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

− 1 = 9